El Benfica asalta Amsterdam en un intento y estará en el sorteo de cuartos

Darwin Núñez anotó el tanto lisboeta con cabezazo ante una mala salida de Onana. El Ajax, con más talento, fue incapaz de derribar el muro rival.

El Benfica estará en los cuartos de final de la Champions. El cuadro portugués sobrevivió en Amsterdam a 50 minutos de asedio neerlandés y encontró el gol en su único disparo a puerta en todo el partido: un cabezazo de Darwin Núñez tras una mala salida de Onana. Un premio a su esfuerzo y a la inexperiencia del Ajax, que con más talento fue incapaz de derribar el muro rival.
Se enfrentaron dos equipos intensos, verticales y con mucho calidad juvenil. Ahí asomaron los locales Gravenberch, centrocampista de 19 años al que ya se rifan los grandes de Europa, y Antony, extremo brasileño que a sus 22 primaveras comparte titularidad en la canarinha con Vinicius. Ambos, junto con el eterno Tadic y Haller, uno de los delanteros de la temporada en Europa (11 goles en 8 partidos de Champions), forman un ataque tan divertido como letal.
Delante, el Benfica del uruguayo Darwin Núñez, ariete de 22 años, y de Gonçalo Ramos, extremo portugués de 21, que han guiado a un equipo que fue capaz de superar al Barcelona en la fase de grupos. Con sus virtudes y sus evidentes defectos, el cuadro dirigido por Nelson Verissimo regala partidos entretenidos por su fiabilidad defensiva y sus rápidos contraataques. Algo que no paró de intentar en el Johan Cruyff Arena.
Dominó el Ajax, con esa inercia histórica y esa educación futbolística en la que casi siempre posee el balón. Pero este equipo de Ten Hag, pretendido en su momento por el Barça, es tan amasador de bola como vertical. Cuando sus extremos reciben el balón, la marcha se eleva varios puntos. Con eso y las llegadas de Gravenberch y Berghuis en segunda línea llegaron las mejores ocasiones de una primera parte sin pausas.
Con el 2-2 de la ida y eliminado el valor doble de los goles, los neerlandeses asumieron que para pasar debían marcar. Y allí se fueron. En los primeros 45 minutos realizaron nueve remates sobre la portería del griego Vlachodimos, que despejó todas como pudo. La más clara, un fortísimo disparo de Gravenberch desde fuera del área tras una buena arrancada, demostrando piernas y verticalidad. El Benfica logró salir vivo del monólogo local metiendo algo de miedo con varias carreras de Núñez pero sin aire suficiente en los últimos metros.
Tras el descanso el duelo se equilibró. El Ajax perdió fuelle, mordió mucho menos y permitió que los portugueses durmieran el choque. En ese momento de relax, los visitantes, que introdujeron al físico Meite por el talentoso pero irregular Taarabat, tuvieron alguna opción con un claro cabezazo de Vertonghen que salió desviado.
Más en El Mundo
Preocupación por el estado de salud de Hailey Bieber, esposa de Justin Bieber, tras sufrir un ictus con 25 años.

--:--
--:--
  • cover
    WWW.RADIOCOACALCO.NET